Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información
Página 27 de 27 PrimerPrimer ... 17252627
Resultados 261 al 270 de 270

Tema: El club del lector del foro de la guardia civil.

  1. #261
    Sencillamente, humildemente, y socarronamente, creo amigo Arevacos que nosotros los que sabemos,podemos iniciar a verdaderos literatos, ¿porque?, sencillamene, porque ellos usan a becados en filología hispana que tienen que hacer méritos para aguantar la beca, y éstos que son sus superioires en el cargo, no tienen más que mandarsela al editor, que éste ya se encargará de los trámites pertinentes para presentarla como lo último de, por ejemplo JAVIER CERCAS, ese extremeño metido a catalán con plaza en la Universidad de Gerona, que, como bien dicen los periodistas que le han criticado se avergüenza de que sus ancestros fueran franquistas hasta la médula, él un burgués de cuna que para ir con la onda se nos presenta como izquierdista de pro, pero capitalista como el que más con cortijo y casero. por eso después de intentar digerir su última "cagada" , "EL MONARCA DE LAS SOMBRAS"

  2. #262
    Sigo...... dedicado a su tio abuelo, muerto en la batalla del Ebro, como Teniente de los Tiradores de Ifni y que en el pueblo de JAVIER le tienen dedicada una calle, por encargo de su madre intenta hacer algo para contentar a la familia. El tema es que he intentado contactar con él, como hago con muchos escritores, y ni por aquellas, solamente os digo que si os quereís aburrir, empezar a leer estas 250 páginas. Que descanseis de mí unos días.

  3. #263
    Hasta no hace mucho hemos tenido el privilegio de tenerlo a nuestro lado. Podemos decir que es un escritor contemporáneo. Uno de los grandes. Uno de los escritores que han pasado a la historia.

    Muchas son las virtudes que envuelven la obra de D. Miguel Delibes. Sencillez. Descriptiva. Sabiendo sacar el alma humana y plasmarla en un papel. Ternura. Y sobre todo maestría.

    Hoy recomiendo una obra menor. No se trata de ninguna de sus obras maestras. Es una autoselección de sus mejores textos sobre Castilla y sus gentes. Delibes alterna el comentario reflexivo, filosófico, serio, preciso y crítico de la realidad que le rodea. Con una sabia graduación de humor, de ironía, de compasión y sentido moral, ofrece una visión aguda, profunda y exacta de esa gran desconocida hoy día que es Castilla y su modo histórico de existir.

    La obra se titula “CASTILLA, LO CASTELLANO Y LOS CASTELLANOS”

    Lo dicho. Pura belleza a través de sus mejores textos y una profunda obra filosófica de fácil lectura.

    Una buena opción para este puente.

  4. #264
    Arevacos, sabia que un día u otro me sosprenderia, desde "peñas arriba", dije, a éste le gusta todo aquel que no corta y pega, que suelta la imaginación a la vez que la mano, que está palpando el paisaje aunque sea la gran via madrileña.- que decir de miguel delibes. Yo lo he pateado casi todo, pero me faltaba ésta, seguro que cae en mis manos, vamos como que mañana es sábado.- además t digo una cosa, alla por el 78 me tocó ir destinado a ese paramo de tierra de campos, concretamente a castrillo de villavega, 300 habitantes, 12 pueblos y un par de aldeas de demarcación, dos rios y cinco arroyos cangrejeros, mi mujer ahora casi cuarenta años después lo recuerda con mucho cariño, con leche de vaca recien ordeñada, con heladas en abril. Con los neveros cerca y lejos, los veias con los ojos y los tocabas, vivimos unos meses y nos tuviemos que volver a la comunidad valenciana, después llevé a mis hijos ya mayores.- si aquí no estuvieran mis nietos, yo seguro estaría allí. Miguel delibes lo vivió igual que yo, duro, tan duro, que te dejas un trozo de corazón en los barbechos.

  5. #265
    Sr. Arevacos: Su atenta recomendación del pasado día 28 ha sido atendida, si le digo en verdad que tenía también a mi disposión "PATRIA", que está haciendo furor, me he decantado por "CASTILLA, LO CASTELLANO Y LOS CASTELLANOS", nada me va a descubrir puesto que yo ya lo viví en mi destino en Tierra de Campos, donde los barbechos se me pegaron al alma. que quiere que le diga que me voy a encontrar con este señor al que conozco desde mi juventud con su escopeta, sus heladas, el conejito de marras, el fuego en el chozo, y poco más, pero en su lectura no me hablará de violencia, sexo, franquismo, antifranquismo, templarios, y otros tochos de 600 páginas, de autores conocidos actuales de "corta y pega" y cambio el título. Gracias por la recomendación y recuerde que sobre este libro no pienso hacerle ningún comentario más, la razón es muy sencilla. Vd. ya sabe el comentario. Buenas noches.
    Si no le es molestia en otro apartado de este Foro tengo una intervención un tanto larga y reciente. Me agradaría conocer su parecer, es un favor que pido.

  6. #266
    General de Brigada Avatar de ARANO
    Fecha de ingreso
    13 Apr, 09
    Ubicación
    Pamplona
    Mensajes
    7,713
    Amigos lectores. Os recomiendo encarecidamente el libro: "AGUACERO" de Luis Rojo.

    A groso modo, Inspector de la Policía de Madrid encargado de resolver una serie de crímenes que se producen allá por los años 50 en un pequeño pueblo de la Sierra Madrileña, acompañado por un joven Guardia Civil.

    Hasta otra.
    De nada por los servicios prestados. Hasta nunca. Quien me quiera encontrar que me busque.

  7. #267
    Esta vez no se trata de un libro, se trata de una película recientemente estrenada, y además es para advertir, a quien esté interesado, de las falacias y la manipulación que arteramente se realiza en el relato cinematográfico de uno de los hechos más llamativos de nuestra historia contemporánea: El sitio del destacamento de Baler en las Filipinas en el año 1898.

    Por una serie de circunstancias particulares, tuve la suerte de conocer a un familiar directo de uno de aquellos protagonistas. Un joven técnico en contra incendios de una famosa empresa multinacional nacido en el pequeño pueblo abulense de Aldeavieja. Su antecesor fue el soldado Domingo Castro Camarena, uno de los supervivientes de los llamados “Últimos de Filipinas”.

    Aquél joven me contó todo lo que conocía de su familiar y cómo este relataba los acontecimientos y el desarrollo del famoso cerco. También explicaba los avatares y problemas que tuvo que sufrir el resto de su vida, aunque en este caso particular, el gobierno español no se portó tan vergonzosamente mal como hizo con otros de sus compañeros.

    Aquella historia despertó en un servidor una curiosidad incontenible sobre aquellos hechos, y me puse a buscar por todos los sitios accesibles cualquier dato sobre todos y cada uno de los protagonistas de la historia.

    Entre otras, pude contactar con una muchacha biznieta del famoso Tte. Martin Cerezo; aunque la particular personalidad de la joven dificultó mucho el intercambio de información.

    No obstante, de esta manera llegué a tener una idea bastante clara de lo ocurrido, de cómo lo vivieron, y de las historias posteriores de aquellos soldados; no de todos, ya que hay lagunas históricas importantes, y en otros casos el resto de sus vidas cómo simples paisanos se resumieron en trabajar honradamente en sus pueblos de origen sin pena ni gloria. Otros, simplemente han desaparecido de la historia y no se encuentra nada sobre ellos. Pero esta es otra derivada del tema principal y que llevaría mucho tiempo en ir desglosando y contándolo.

    Recientemente me vi gratamente sorprendido por el anuncio del estreno de una película realizada sobre la famosa epopeya. Durante meses la propaganda machacó en distintos medios de comunicación el inminente estreno y se deshacía en elogios ante el despliegue técnico y la brillantez de la obra. Esta perspectiva me hizo esperar con ilusión el momento en que todo aquello que me había sido contado pudiese verlo a través de imágenes.

    Como casi siempre en estos casos, no pude acceder al estreno de la obra cinematográfica, y he tenido que esperar a la visualización por otros medios que no interfiriesen en la economía familiar. Un día, por fin, pude ver tranquila e ilusionadamente la película….. y la decepción fue mayúscula.

    Si tengo que ser honrado, tengo que decir que la realización de la obra es en general bastante buena. Hay fidelidad en el vestuario y el entorno ( se rodó en un escenario canario) es muy convincente. Tiene mucho de técnicas de serie televisiva más que cinematográfica, pero con escenas muy bien conseguidas. Buena interpretación en algunos casos de actores ya consagrados….pero nada más. El resto es una sarta de mentiras y de manipulaciones históricas malintencionadas; además de inventarse personajes que nunca existieron y que son los que, en este caso, supuestamente dan sentido histórico a lo que se cuenta.

    En la historia cinematográfica aparece la figura de un sargento, superviviente del destacamento anterior ( eran Guardias Civiles) , y que en la realidad nunca existió. Por supuesto este suboficial aparece encarnando la maldad y la brutalidad, haciéndole protagonista de hechos que nunca ocurrieron ( mutilación de una mano a uno de los soldados, que tampoco existió en la realidad, y vil “mataperros” de la mascota del capitán Las Morenas, al que solapadamente se le acusa de afeminado)

    El supuesto protagonista sobre quien gira el relato ( un joven soldado aspirante a pintor) tampoco existió en la realidad. Es un invento cinematográfico que sirve como hilo conductor de un vergonzoso , incomprensible y descarado relato antimilitarista.

    El único fraile que aparece en el film ( en realidad hubo más de un religioso a lo largo del sitio) lo colocan como un drogadicto adicto al opio que lleva a la drogadicción al soldado protagonista, llegando a describir una absurda escena de desintoxicación en pleno asedio.

    Los desertores, que los hubo en la aparecen como abanderados de la verdad histórica y perviven durante todo el asedio a modo de “Pepito Grillo” propagandístico para sus compañeros. En la realidad fueron varios los desertores. Unos, los sanitarios aborígenes más un sanitario español que lo hicieron antes del comienzo del sitio. Estos últimos, en la seguridad de que eran conocedores del peligro inminente que les acechaba. Otros dos fueron fusilados dentro de la iglesia inmediatamente antes de intentar una salida a la desesperada y por intento de deserción ( cabo Vicente González Toca y el soldado Antonio Menache Sánchez). El resto de desertores son los siguientes:

    José Alcaide Bayona. Desertó el 8 de mayo del 99. Se sabe de él que antes había servido como artillero en el Ejército Español, y que una vez comenzado el asedio participó en una arriesgada salida junto al soldado Chamizo. Delatado por Toca fue arrestado y se le engrilletó. Durante el bombardeo de la iglesia resultó herido levemente, y quitándose los grilletes consiguió escapar.
    Terminada la contienda fue detenido y devuelto a España en calidad de acusado por deserción y traición a la patria. Durante el viaje se negó a ingerir cualquier tipo de comida y bebida, por lo que falleció.

    Jaime Cladentey Nadal. Desertó el 3 de agosto del 98. Natural de Petra , Mallorca. Tuvo que abandonar su pueblo a causa de una serie de deudas de juego. Era un veterano del destacamento, ya que en 1898 había sufrido otro de los ataques formando parte de otro grupo. En Baler era el asistente del Tte Zayas. Cuentan los supervivientes que desertó a causa de un arresto de cuatro horas de guardia en un parapeto que le impuso el Tte Zayas por un altercado resultante de una partida de cartas, lo que tenían prohibido. Ese mismo día desertó y pasó a pelear contra sus antiguos compañeros. Murió de un disparo en el pecho al mover un cañón junto al parapeto tagalo.

    Félix García Torres. Desertó el 27 de junio del 98 .Se sabe que en diciembre de 1896 formaba parte del Regimiento Zamora Nº 8. Destinado a Filipinas, y cuando estaba en Barcelona a la espera de subir al vapor ( ) desertó siendo encontrado dos días después, por lo que zarpó dos días después en el vapor Montevideo. Durante el viaje intentó desertar otra vez en Port Said, dónde habían atracado para reponer el combustible de carbón. Se le abrió un expediente que posteriormente se cerró por no haberse podido probar la voluntariedad del hecho. El 1 de mayo quedó adscrito al Batallón de Cazadores Expedicionarios Nº 2. Se le perdió la pista y nunca más regresó a España.


    En el caso de los fusilamientos, se quiere hacer ver que el Tte. Martín Cerezo se convirtió en un simple asesino; tanto en este caso como en el supuesto asesinato de una joven tagala que nunca existió en la realidad ( la famosa supuesta cantante del Yo te Diré)
    Para esclarecer este suceso de los fusilamientos ( que fueron investigados en España) solo cabe leer lo escrito por el padre Minaya en sus memorias.

    BALER
    Aprestándose para la salida "in extremis", se destruyen las armas sobrantes -las de los muertos-, se aprestan abarcas para la larga marcha en perspectiva, se distribuye munición y se fija la fecha para el 1º de junio... Y en aplicación de los artículos 35 y 36 del Código de Justicia Militar, y de los Bandos de capitanía General del Archipiélago, para él vigentes, se vio el jefe del destacamento en el terrible dolor de ordenar la muerte de los dos presos, ejecución que había retrasado al máximo porque confiaba poder entregarlos a las fuerzas españolas que concluyesen el asedio. Es una amarga página que refleja la magnitud del drama -"contra mi voluntad y sentimientos"- "ante la presión de las circunstancias", "medida terrible y dolorosa" que ya era "fatal y precisamente ineludible" sin la cual se produciría "flojedad en el mando" y se hacía imposible el éxito en el intento de llegar a salvarse, puesto que la marcha era imposible con los dos presos, "Fue amargo pero fue muy obligado" -dice Martín Cerezo en su relato- "La ejecución se realizó sin formalidades legales, totalmente imposibles".
    En este caso concreto el fraile franciscano que escribió las memorias del asedio, Felix Minaya, en aquel clima de alucinación, dice: "En este día recibieron la muerte los presos (1 de junio) el cabo Toca y el soldado Menache. Con sentimiento de mi alma murieron estos dos infelices sin haber podido ser auxiliados con los sacramentos que recomienda la Iglesia para sus hijos en tales momentos; pero no fue culpa nuestra pues tanto el P. Juan como yo ignorábamos que dejarían de existir en aquella hora. Dios los haya recibido en su seno pues no eran tampoco malos cristianos".

    En la realidad este fraile, junto con el padre Juan, sí que estuvieron hasta el final del asedio junto a los soldados españoles y fueron testigos no militares de los sucesos ( se habían incorporado a la iglesia aproximadamente a la mitad del asedio utilizados por los filipinos para tratar de convencer a los españoles de que se rindiesen, y optaron por quedarse dentro de la iglesia)

    De los diálogos representados, prácticamente no hay casi ninguno que se ajuste a la realidad; al contrario, la mayoría son inventados y encaminados a denostar e injuriar a los mandos del destacamento. Sencillamente vergonzoso y falto del más mínimo respeto por quienes tuvieron que soportar casi un año de penurias, sufrimientos, enfermedades, hambre, e incluso alguno de ellos hasta la muerte tan lejos de su tierra ( Tte Zayas y capitán Las Morenas).

    Las falsedades recreadas llegan a extremos ridículos. La tropa andando por el medio de un río ( el río existía en la realidad) en columna de a dos flanqueados por la vegetación de la selva. Ni a un humilde cabo de reemplazo se le hubiese ocurrido realizar semejante y suicida despliegue.

    En el film se hace hincapié en una supuesta poca formación de la tropa, y particularmente se profundiza en la supuesta falta de puntería por falta de práctica. Nada más lejos de la realidad. Muchos de aquellos soldados eran ya veteranos en su lucha contra el levantamiento filipino, y así lo atestigua la enorme cantidad de bajas que produjeron al enemigo, siendo la mayoría de las bajas propias por la enfermedad ( trece bajas por el beri-beri y solo dos por heridas )

    En la película se da a entender que los soldados estaban allí y aguantaron hasta el final en contra de su voluntad; pero simplemente hay que leer la carta que, ya en España, redactó José Hernández Arocha para su amigo y compañero Antonio Bauza Fullana.

    CARTA DE AROCHA A FULLANA
    Tú sabes muy bien que durante los 11 meses que duró nuestro martirio que es increíble, éramos los amigos inseparables, que nos contábamos, nuestras penas, nuestras desdichas, nuestros sufrimientos, nuestras calamidades y amarguras, que eran muchas por desgracia.
    Me dices en tu carta que soy un héroe y que debo estar entre laureles porque es la flor con que debo estar adorado; tú también, amigo Fullana, debes estar aun más que yo entre laurees, porque eres un héroe de verdad, un mártir de nuestra patria.
    Yo recuerdo amigo Fullana, aquél triste y amargo día, en que estando el destacamento muerto de hambre, dispuso nuestro jefe el Tte D. Saturnino Martín Cerezo ( dices en tú carta) el mil veces héroe y mártir de la patria, una salida al bosque de uno de nosotros para ir en busca de unas hojas de calabacera para poder comer en aquel día tan amargo y tú al oír que era menester que uno de nosotros se separara ( lo que nunca) de nuestro lado, para traernos que comer, dirigiéndote al teniente te oí decir: “Mi Teniente, yo voy en busca de comida para Vd .y para el destacamento; si muero, bien está, es por mi patria, pero si escapo viviré satisfecho de haber salvado la vida a todos mis compañeros. (…)
    Ven lo antes posible a verme pues quiero abrazarte. No sé si tendré fuerzas para ello, porque estoy muy viejo pero me conformo con que tú me abraces y entonces los dos juntos, eso sí que tengo ánimo para hacerlo, daremos ese grito que tú dices quieres repetir y que mientras viva no olvidaré jamás y aun antes de morir si tengo aliento lo gritaré: ¡Viva España!
    José Hernández Arocha Taco ( Tenerife) 19 de octubre de 1919.

    Quizás alguno argumentará que tampoco la primera versión cinematográfica se ajustaba a la realidad; efectivamente, en aquella ocasión se quiso exagerar lo que ya de por sí no era necesario; pero si escuchamos lo que dijo el superviviente José Jiménez Berro (fallecido en 1957 con 81 años) ,que llegó a ver el estreno : “Preguntado si la película era fiel a lo ocurrido, dijo que sí, que se asemejaba a lo que vivió en Filipinas; pero que él nunca había visto a una señorita cantando” (este hombre fue encarcelado durante la Guerra Civil por tener un hijo socialista. La llegada de un Tte de la Guardia Civil que le identificó como uno de los héroes de Baler le sacó de la cárcel y le libró de un posible fusilamiento.)

    En definitiva. Una ocasión perdida de honrar a aquella gente contando los hechos tal y como ocurrieron y sin condicionamientos políticos de ningún tipo ni interpretaciones de mentes calenturientas que desconocen todo sobre el Ejercito y de lo que en ocasiones nuestra gente es capaz de hacer teniendo a España como premisa .

    Seguramente dentro de unos años a los españoles el recuerdo y la idea que puedan tener de aquella gesta será la de esta película llena de mentiras y falsedades. Aquí leer se lee poco o nada ( cuesta trabajo) pero está comprobado el poder que tienen los medios audio visuales de cara a la “cultura” del “pueblo”.

    Un guión malintencionado y falso podrá más que la verdad que les tocó vivir a aquellos héroes, y la historia se habrá reescrito.

  8. #268
    ARVACOS: Buenas noches, amigo: aunque tu texto es extenso - no tanto como tu sabes- sabes que tienes más en la memoria y en la historia- te felicito, y, esas falsedades demostradas que tu nos comentan, las saben todos los hitoriadores, todos, yo también, por eso no he querido ver la película o lo que quieran llamarle, ponían los trailers en cualquier cadena y los quitaba, porque las expresiones antiespañolas que extresaban ya sabía lo queme esperaba.
    Y si, los historiadores, presumo que, alguno habrá intentado ir a algún medio de comunicación, periódico, revista, TVE. pero no les han hecho ni puñetero caso, aún con pruebas en la mano, porque si en la peli, no hay, drogatas, antimilitaristas, antiespañoles, y antitodo, no vale. aquí no vale nada que represente que alguien quiere a España y su bandera, no les han hecho ni caso porque la peli seguramente está subvencionada por los mismos equipos que "El Crimen de Cuenca" y otras por el estilo, dejando siempre en evidencia el buen nombre de la Guardia Civil, y es que no acaban de asimilar que esta Institución sea la más valorada o una de las más valoradas de todo el estamento nacional, y mucho más que el Congreso de los Diputados, por citar a algunos, no lo dudes Arevacos, querer a España, amar su bandera o intentar defenderla ya tienes la etiqueta "Facha".

  9. #269
    Teniente
    Fecha de ingreso
    20 Mar, 16
    Ubicación
    GC 6+1/ FGC 0
    Mensajes
    2,379
    Lorenzo Silva saca del olvido a general ferrolano leal a la República

    El oficial gallego, jefe de la Guardia Civil en Cataluña, mantuvo firmes a sus hombres en la legalidad constitucional y provocó el fracaso en Barcelona del alzamiento del 36.

    Si mañana me fusilan, fusilarán a un general que ha hecho honor a su palabra y a sus juramentos militares. Pero si mañana le fusilan a usted, fusilarán a un general que ha faltado a su palabra y a su honor». Esta es la contundente réplica del general de brigada de la Guardia Civil José Aranguren Roldán (Ferrol, 1875) ante la advertencia de inminente ajusticiamiento realizada por el general Manuel Goded Llopis tras su negativa a adherirse al alzamiento de 1936. La tensa conversación telefónica tiene lugar el 19 de julio. Goded le reprocha que sume sus fuerzas al pueblo rebelde contra el ejército. Y él responde con austera dureza: «Aquí no hay más rebeldes que ustedes».


    http://www.lavozdegalicia.es/noticia...5G14P46991.htm
    Si las instrucciones no son claras, las explicaciones y órdenes no son confiadas, la falta es del general.
    El arte de la guerra de Sun Tzu

    3.000

  10. #270
    Leeremos el último libro de Silva sobre el general Aranguren. La historia es la historia, y para conocerla y opinar sobre ella hay que estudiar y escuchar a sus personajes, sean los que sean y piensen como piensen; sobre todo para no caer en sus equivocaciones, si es que las tuviesen, o aprender de sus aciertos, si es que los tuvieron.

    Pero hay otros libros de Silva, que se pueden leer y ya no hay que pasar por caja para disfrutar de este buen novelista ( se pueden pedir prestados en la biblioteca). Hoy voy a recomendar uno que en su segunda parte explica cómo nace el personaje del GC Bevilacqua y de su colega Chamorro.

    Se titula el libro “Líneas de Sombra”, en el que se refiere al inquietante umbral que traspasa el criminal al situarse al margen de la ley y el que se ve obligado a pisar constantemente el policía al que la sociedad encomienda la tarea de luchar contra el crimen.

    El segundo libro que merece la pena leer, es el titulado “a Cielo Abierto” de Antonio Iturbe.

    En la Francia de los años 20 solo los mejores pilotos son aceptados en Latécoére. Jean Mermoz, Henri Guillaumet y Antoine de saint-Exupery.

    Ninguna distancia es demasiado extensa para ellos, ninguna montaña demasiado alta. Una vez en tierra, cuando aterrizan, deben afrontar esas otras turbulencias que les depara la vida en tierra en un siglo partido y roto por las guerras.

Página 27 de 27 PrimerPrimer ... 17252627