Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Página 57 de 168 PrimerPrimer ... 747555657585967107157 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 561 al 570 de 1680
  1. #561
    Los alcaldes de los doce municipios más pequeños de la provincia que cuentan con cuartel de la Guardia Civil tienen claro que lo que necesitan sus puestos «no es reducir los horarios sino reformarlos, mantenerlos y traer más patrullas y agentes para cubrir las vacantes» que impiden a los funcionarios realizar más servicios operativos de seguridad ciudadana. Los regidores de La Mudarra, Villalón, Mayorga, Mota del Marqués, Mojados, Portillo, Quintanilla de Onésimo, Piñel de Abajo, Esguevillas, Cogeces del Monte, Boecillo y Fresno El Viejo, pertenecientes al PP (6), PSOE(5) y Ciudadanos (1), celebran la decisión de la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, de anular la orden del general Clemente García por la que sus puestos iban a pasar a abrir sus puertas un solo día a la semana. «Todos los alcaldes de la comarca estábamos muy preocupados por la decisión e, incluso, nos habíamos planteado salir a la calle a protestar si no llegan a dar marcha atrás en su decisión», apuntó José Ángel Alonso (PP), alcalde de Villalón (1.652 habitantes).

    La regidora del mayor de los doce municipios afectados, como es Boecillo (4.104), María Ángeles Rincón (Ciudadanos), advierte de que «los recortes y la pérdida de servicios en el medio rural solo nos invitan a abandonar los pueblos más alejados de la capital» y recuerda que «el problema fundamental en cuanto a los cuarteles es la pérdida de efectivos que deben reponerse cuanto antes». Y en el mismo sentido muestra su opinión el regidor de Piñel de Abajo (183 habitantes), Fernando Sanz (PP), quien incide en que «lo que pedimos es que el cuartel continúe abierto esos cinco días y que se cubran las plazas que tienen vacantes, en nuestro caso, desde hace más de un año –así se lo hizo saber por carta a los dos últimos subdelegados del Gobierno–».

    Áreas de influencia

    Los doce cuarteles, la mitad de los existentes en la provincia (son 24 y la Comandancia de la capital), mantendrán su horario habitual de atención al ciudadano de lunes a viernes por las mañanas (de 9:00 a 14:00 horas), conforme a la decisión política adoptada por la delegada Virginia Barcones el jueves, el mismo día que entraba en vigor la reducción a un día. «Lo más sorprendente es que nadie nos ha informado de nada cuando hablamos de un servicio tan básico», lamenta el alcalde de Fresno El Viejo (927), Luis Miguel Muñumer (PP), quien añade que el mantenimiento de los cuarteles «no debe medirse en el número de habitantes de cada pueblo y de su área de influencia sino en el volumen de municipios a los que prestan servicio y las distancias hasta los puestos principales».



    Otro alcalde, Adolfo López (PSOE), de Mojados (3.243), añade que la decisión adoptada por el general «pudo obedecer a un intento por sacar más patrullas a la calle restando horas de oficina» y, aunque puede entenderlo, aclara que «lo que deben hacer es mantener la atención y las patrullas con más agentes». Lo mismo considera Patricia Elisa Gómez (PSOE), regidora de Esguevillas (272):«Comprendemos los problemas que tienen para sacar patrullas, pero la solución no puede ser cerrar los cuarteles sino dotarlos de los agentes que sean necesarios».

    Por su parte, Fernando Esteban (PP), alcalde de Cogeces del Monte (703), destaca que «la presencia física de los cuarteles y de los propios agentes en los pueblos más pequeños resulta fundamental como elemento disuasorio ante los robos en el campo y también para atender las demandas de los vecinos de un sinfín de localidades de su entorno evitándoles así desplazamientos diarios a otros puestos más alejados».

    Cabe recordar, en este sentido, que solo cinco puestos principales, como son los de Laguna de Duero, Zaratán, Peñafiel, Tordesillas y Medina de Rioseco, están abiertos las 24 horas durante toda la semana. El resto, los diecinueve, abren exclusivamente de lunes a viernes por las mañanas.

    «Sería un atropello cerrar nuestro cuartel o reducir su horario, como pretendían, ya que obligaría a los catorce pueblos de la comarca a recorrer más de cuarenta kilómetros hasta Rioseco», asegura el regidor de Mota del Marqués (373), Gerardo Hernández (PSOE), quien reitera, como el resto de alcaldes, que «quitar servicios o dejarlos morir poco a poco es acabar con los pueblos».

    Esperas y distancias

    El alcalde de Mayorga (1.618), Alberto Magdaleno (PP), va más allá al considerar que «la desaparición de los cuarteles nos convertiría aún más en ciudadanos de segunda por la falta de servicios» y añade que «no se puede pedir a nuestros vecinos que esperen siete días para poner una denuncia o alertar de un problema salvo que quieran recorrer más de cuarenta kilómetros para hacerlo».

    Solo cuatro de los doce puestos acogen a familias con asiduidad

    El estado de conservación, salvo contadas excepciones, de los doce cuarteles más pequeños de la provincia es «razonablemente aceptable», según explican sus alcaldes, si bien la mayoría lamentan que en solo cuatro de los doce puestos «viven las familias de los guardias con regularidad (Villalón, Quintanilla de Onésimo, Boecillo y Fresno El Viejo). En el resto se utilizan de manera muy esporádica. «Es una pena tener el cuartel vacío, aunque es cierto que los agentes viven con sus familias donde les resulta más cómodo», explica Juan Ignacio Álvarez (PSOE), alcalde de Portillo (2.435 habitantes), cuyo puesto, inaugurado en 1903, es de los más antiguos de España y «necesitaría una buena reforma». Sí está habitado el de Quintanilla de Onésimo (1.055): «Aquí tenemos a nueve familias en unos pisos que apenas tienen catorce años», concreta su alcalde, Carlos del Barrio (PSOE), quien destaca que «los agentes ofrecen un servicio fundamental gracias a su cercanía con los vecinos».

    Los ayuntamientos, además, colaboran asiduamente con los guardias a la hora de llevar a cabo pequeñas labores de mantenimiento de sus acuartelamientos «sin pasar después la factura».

    «Cerrar el cuartel sería un delito», concluye abiertamente Víctor González (PP), alcalde de La Mudarra (161), el pueblo más pequeño con puesto de la provincia, «cuando lo que hace falta es completar las plantillas y sacar más patrullas a la calle».

    La propia Diputación aprobó en un pleno celebrado en julio «una petición formal, a propuesta del PP, para que cubrieran de manera urgente las vacantes de la Guardia Civil », recuerda su presidente, Jesús Julio Carnero, quien reconoce que «los alcaldes y la propia institución nos quedamos estupefactos cuando nos enteramos de que iban a reducir los horarios de la mitad de los cuarteles». Así que ahora aplaude la rectificación y considera que «lo ocurrido demuestra la falta de coordinación tremenda por parte del Gobierno». La Institución defiende que «se mantengan todos los cuarteles».
    https://www.elnortedecastilla.es/vallad ... 29-nt.html

  2. #562
    El general,digamos reprobado por la delegada del gobierno estará que trina, que no está nada acostumbrado que lo contradigan y menos públicamente.

  3. #563
    Cerrar el cuartel sería un delito...dice el alcalde de La Mudarra.... jajajaja...con 161 habitantes.
    No va ser fácil meterles dentro los tapper, la conveniencia de un nuevo despliegue.

  4. #564
    Sacar a doce patrullas de guardias civiles de sus labores de vigilancia en las calles, cuatro días a la semana, para dedicarlas a labores administrativas en las oficinas. Es el ‘efecto colateral’ de la contraorden dada el jueves por la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, para que no se aplicara el nuevo horario programado por el coronel jefe de la Comandancia de Valladolid, Juan Miguel Recio, en los cuarteles de la provincia.

    Barcones estipuló que el coronel adapte ‘de otra manera’ una orden de su superior, el general de la XII zona de la Guardia Civil, Clemente García Barrios. Éste había indicado que las comandancias debían reorganizar los servicios para colocar más efectivos de vigilancia en las calles, pero sin especificar cómo.
    Recio optó por reducir los horarios de atención al público en 12 de los 24 puestos de la Guardia Civil en la provincia, de manera que en vez de abrir al público sus oficinas los días laborables de 9,00, a 14,00 horas, lo harían sólo un día a la semana. A cambio, habría un cuartel más atendiendo 24 horas al día –el de Peñafiel–, que se uniría a los cuatro existentes de Tordesillas, Medina de Rioseco, Zaratán y Laguna de Duero.

    «Hay que buscar alternativas que permitan mantener esa atención al menos durante esos cinco días a la semana, si no se puede en un horario de 9,00 a 14,00 horas, con otro más reducido, pero me parece esencial que ese servicio se preste a diario», expuso Barcones, para que los ciudadanos puedan «formular las denuncias, informar a los guardias civiles de lo que consideren de interés para su seguridad».

    El efecto inmediato fue que ayer, día en que iba a entrar en vigor el nuevo horario, los cuarteles abrieron a la misma hora de siempre. «El argumento de que son pocas las denuncias que se presentan en estos pueblos no me sirve», aseguró la delegada del Gobierno, a la vez que puso como ejemplo la violencia de género: «No podemos estar pidiendo a las víctimas que denuncien, y cerrar la posibilidad de que se haga en un entorno cercano», dijo.

    «ES UN ERROR»

    La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), tachó ayer la contraorden de Barcones como «un error» y «un paso atrás». La entidad entiende que es mucho más importante que los agentes estén en las calles, antes que de brazos cruzados, en muchas ocasiones, en las oficinas de los pequeños cuarteles de la provincia. «Cuando se abre la oficina tiene que estar en el puesto el jefe de la unidad y un guardia civil, como mínimo, y hay veces que está un suboficial de servicios y un agente», explicaron desde la entidad.
    Por eso «se pierde un potencial enorme de patrullas ante un trabajo administrativo con muy poco volumen», añadieron. Y es que para la AUGC «cuando se junta la política y los profesionales de la materia pasa como lo que está sucediendo ahora, un caos». «La decisión es desacertada. Obedece a motivos políticos y no funcionales», subrayaron,

    En la AUGC rebaten uno a uno los argumentos de Barcones. «La delegada del Gobierno dice que esto es un criterio para fijar población, pero la población se fija con otros criterios. Si se quiere incrementar servicios, que se eliminen las comisiones de servicio de personal operativo que está realizando labores burocráticas», proponen.

    También critican duramente algunos de los trabajos. Proponen que se elimine el de protección del edificio de Presidencia de la Junta de Castilla y León, porque «en ese edificio la seguridad la presta una empresa de seguridad privada, y está a cargo de la Policía Nacional. Lo único que hacen ahí dos guardias civiles, con uniforme de diario, es saludar al presidente de la Junta cuando entra al edificio», espetan desde la AUGC.

    VIOLENCIA DE GÉNERO

    También rebaten los argumentos sobre la violencia machista. «Una víctima de violencia de género lo que necesita es una patrulla que acuda rápido cuando lo necesita porque está en peligro, una patrulla que la proteja y haga cumplir las órdenes de alejamiento», explican. Por otra parte, «a esa víctima que acude a un acuartelamiento abierto no le va a asistir un agente especializado en violencia de género, porque sólo hay dos componentes de la EMUME en Valladolid, que atienden en la capital».

    La reestructuración que proponen en la AUGC es mucho más drástica que un mero ajuste de horarios. Ellos sólo dejarían abiertos 7 cuarteles en la provincia. «Si Bomberos tiene 5 bases en la provincia y el Sacyl ambulancias de soporte vital básico en 9 bases, ¿son tan necesarios 24 acuartelamientos de la Guardia Civil?, se preguntan. «En esta ocasión, al contrario de lo habitual, apoyamos firmemente la decisión del general de la zona», concluyen.

    La Delegación del Gobierno explicó ayer que la adaptación de la instrucción del general de zona ha quedado en suspenso hasta que no haya una nueva propuesta de la Comandancia. Quitó hierro a la cuestión y señaló que, simplemente, hay que buscar ‘otra fórmula’.

    En lo que sí están de acuerdo la AUGC y la delegada del Gobierno es en la necesidad de incrementar el número de agentes. Barcones incidió en que el número de efectivos de la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma se ha reducido «drásticamente en los últimos siete años, en torno a un 7%» y que esta circunstancia, dijo, «nos está ocasionando muchos problemas».

    Barcones destacó que la cifra de agentes debería situarse en torno a los 7.500 en Castilla y León, donde existen unos 6.500. «Detrás del problema que ahora se suscita está la escasez de efectivos, los recortes acumulados desde 2011», aseguró.
    http://www.diariodevalladolid.es/not...na_133660.html

  5. #565
    Cita Iniciado por caballeria12 Ver mensaje
    Yo no sé si es bueno o malo cerrar cuarteles, lo que sé, es que en las zonas rurales cada dia esta peor el tema de la seguridad, cierran cuarteles en los pueblos, diciendo que los sustituyen por patrullas, pero la realidad es que llamas al 062 y puedes esperar sentado a que lleguen, eso, señores, no es seguridad, la G.C. tiene que reestructurarse mejor, tienen que tener más dotaciones en la calle y con demarcaciones mucho más pequeñas, no es de recibo que estén robando, por poner un ejemplo, en un bar, que llamen los vecinos y que la patrulla llegue, con suerte, a la media hora o más, con el consiguiente cabreo de los parroquianos, que se ven indefensos, se crean especialidades, equipos de todo tipo, pero a la hora de la verdad no aparece nadie o llegan tarde, eso es nefasto para la imagen de la Institución.


    Los medios los tenemos. Somos el pais europeo con mas policias por habitante, solo hay que sacar la escoba y limpiar bien todos los agujeros creados para los amigotes.

  6. #566
    Cita Iniciado por ferianocturna Ver mensaje
    Cerrar el cuartel sería un delito...dice el alcalde de La Mudarra.... jajajaja...con 161 habitantes.
    No va ser fácil meterles dentro los tapper, la conveniencia de un nuevo despliegue.
    Eso me produjo risa cuando lo leí,querrán un guardia por habitante

  7. #567
    Y no olvidemos que el número de habitantes es censado (en muchos pueblos hay mucha gente censada porque se paga menos de impuesto de circulación y viven en la ciudad o un pueblo con más servicios) así que si en La Mudarra hay cien vecinos efectivos es un milagro.
    Lo de la orden-contraorden desorden se dice ,se cuenta, se rumorea por los mentideros pincianos que fue un ataque de ira tras ser "puenteada" la Delegada y que se enterara la prensa antes que ella de los cierres...

  8. #568
    Un puesto en un pueblo de 100 habitantes y un tio condenado todas las mañanas allí muerto del asco.... si en mi pueblo son 1500 habitantes y llevamos 8 denuncias, imaginaros en un pueblo de 100. Y todo por un puñado de votos y no en pro de la seguridad.

  9. #569
    Y si en esos pueblos alguien quiere denunciar... que llame al 062, se persona una patrulla en el puesto, se recoge la denuncia y se sigue con el servicio en la calle...
    Última edición por nevada; 03/11/2018 a las 13:52

  10. #570
    Es que me parto el culo, ¿Por qué no habla la Delegada con sus colegas de Gobierno y promueven la creacion de policías locales en esos municipios, con sus respectivos medios, salarios y turnicidades... Ahhh no!!!, que les parecería inviable ese gasto, para eso ya están los ninguneados guardias, que con su precariedad harán un trabajo que nadie más haría con esas condiciones.

Marcadores